Cuando uno consigue una armonía entre su interior y exterior es más fácil llevar a cabo todos los propósitos de vida

Conóceme

ADHARA ESPAI DE IOGA

Mi nombre es Esther, soy profesora de Yoga, Yoga Niños, Yoga Família y Consultora Profesional de Feng Shui.

El yoga me ayuda a conectar con mi equilibrio interior y el feng shui me reconecta con la naturaleza y sus energías.

mi HISTORIA

Hace unos 25 años, iniciaba una nueva etapa en mi vida. Estaba a punto de casarme, empezaba en un nuevo trabajo, con nuevos compañeros…. y ahí surgió a través una de mis nuevas compañeras la proposición de ir a probar una clase de yoga.

Fue todo un escubrimiento para mí y he de reconocer que aquello que me explicaban en clase, me resonaba, era como si estubiera recordando cosas ya aprendidas.

Poco después, mi vida dio un giro de 360º, todo lo que creía tener “seguro”, desapareció. Ahí fue cuando verdaderamente descubrí el YOGA. Me dí cuenta que la prácticas de ásanas, pranayamas… me habían estado preparando, para ese cambio, para ese giro brusco. Todo tenia un sentido. Me sentia mal, perdida… pero entre tanto revuelo en mí brotaba una calma, una paz, una serenidad... pocos en ese momento podían entenderme.

Y sumergida en ese proceso de altibajos, decidí dar un nuevo aire a mi casa. Me encantaba la decoración, pero siempre sentia que faltaba algo. Un día, junto con una revistas de decoración, venia un libro de regalo “Feng Shui fácil para tu casa – 106 ideas para atraer la energía positiva, de Lillian Too” ese libro despertó mi curiosidad, ¿atraer energía positiva? ¿equilibrio en mi entorno?…

Al igual que en mi práctica de yoga, me sentía muy conectada con todo lo que leía. Y sí, habían cosas que no entendía, que si el dragón, que si la serpiente, que si hay que potenciar o controlar, que si las orientaciones favorables… Así que con el fin de aprender esta filosofía, empecé a buscar sitios donde impatieran charlas, talleres, cursos…

Todo empezó a tener un sentido, a encajar… “dentro-fuera”, “fuera-dentro”, “yoga-fengshui”, “fengshu-yoga”, y así es como vivo y como vibro, compaginando estas dos hermosas filosofias de vida. Con el paso de los años, me he formado como profesora de yoga y como consultora de feng shui y en mis clases siempre hay un guiño entre estas dos filosofías, es como yo lo siento y así es como me gusta transmitirlo..

Cómo llegué a formarme en yoga para niños…

Lo recordaré siempre, era “la fira de la terra”. Paseábamos mi marido y yo por el parque de la Ciutadella, en Barcelona. Él se paró en un puestecito pues algo le llamó la atención, era un pequeño folleto que hablaba de “formación para hacer yoga con niños”. Me lo trajo de inmediato y me dijo, ¡¡esto cariño, es lo que tienes que hacer!!. Yo en ese momento no estaba por la labor, pues estaba acabando mi formación de profesora de Hatha Yoga, pero guardé ese folleto con cariño. Dicen que la vida te envia mensajes y ese era uno de ellos.

Durante los meses siguientes se cruzaron en mi vida personas que me preguntaban si tenía formación en yoga niños, me ofrecían trabajos… así que recuerdo abrir la carpeta dónde tenía guadado con todo el cariño ese pequeño folleto y escribí a Verónica de Iogainens… meses más tarde me estaba formando con ella. La vida tenía una sorpresa más… el día de mi evaluación presencial en un colegio, al acabar la práctica, Verónica me ofreció ser parte del equipo de profesores de Iogainens. 

Las clases con los niños siempre son un gran reto y una gran satisfación, son mis pequeños maestros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies